Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 751

Eurocopa | Martes, 26 Abril 2016 12:30

La gloria llegó con Luis en la Euro 2008

La Eurocopa 2008 marcó el inicio del periodo más glorioso de la Selección en su historia. El equipo dirigido por Luis Aragonés hizo un gran torneo, en cuanto a resultados, y en cuanto a juego.

La etapa del entrenador de Hortaleza llegaba a su fin con España. Su primera fase final fue la Copa del Mundo en Alemania 2006, en la que se pasó en la primera fase prometiendo mucho, con goles y buen trato del balón, pero los problemas del técnico con los pesos pesados de la convocatoria y la Francia de Zidane y Ribery acabaron con el sueño en octavos de final en tierras alemanas.

Se arribaba al Europeo centroeuropeo con las ideas un poco confusas, porque las polémicas con el madrileño y la prensa, después de la ‘gran sentada’, estaban a la orden del día y el affaire de Albelda, Cañizares y Angulo con Koeman en el Valencia había provocado un cambio de estilo por parte del genial preparador de La Roja, llegando Marcos Sena y Xavi a ser la clave de la medular, apostando por un estilo más acorde con la calidad de la plantilla de jugadores hispanos disponibles.

 

Adversarios de enjundia

 

El torneo deparaba unos rivales como eran Suecia, Rusia y Grecia en la primera fase. Buenos choques y dominio de los encuentros con Villa en plan estrella. El tercer choque contra los helenos posibilitó la entrada de los menos habituales.

A partir de cuartos llegó el plato fuerte. Los penaltis contra Italia fueron el momento culminante en la historia reciente de la Selección, y el conseguido por Cesc Fàbregas, cambió el rumbo de un equipo sin suerte en las fases finales. Casillas estuvo muy acertado en una de sus suertes predilectas, los 11 metros.

Tras pasar los cuartos, se jugaría nuevamente contra Rusia. Y fue el partido más armonioso y excelso de los españoles. Un concierto de toque, magia y precisión sobre el verde. Arrasaron a los del Este europeo como quisieron.

Y así se llegaba a otra final continental, tras la de 1964, vencida a la URSS, y la de 1984, con derrota contra la anfitriona Francia de Platini. El envite era un órdago, porque Alemania es un gigante en las Eurocopas y llegaba con grandes jugadores experimentados y de calidad. Pero España supo estar a la altura, y tras el gol de Fernando Torres, en el que le ganó la partida a Lahm, todo fue más controlado y de esta manera se conseguía la Segunda Eurocopa. Todo un hito y el broche a la carrera de Luis Aragonés al frente de los mejores conjuntos del planeta fútbol.

 

 

29 de junio de 2008, 20:45

 

Ernst Happel Stadion, Viena — 51.428 espectadores

 

Alemania

 

    1PORJens Lehmann

    3DEFArne Friedrich

  17DEFPer Mertesacker

  21DEFChristoph Metzelder

  16 DEF Philipp Lahm 46'

    8MEDTorsten Frings

  15 MED Thomas Hitzlsperger 58'

    7MEDBastian Schweinsteiger

  13MEDMichael Ballack

  20DELLukas Podolski

  11 DEL Miroslav Klose 78'

 

Seleccionador: Joachim Löw

 

 

España

 

    1PORIker Casillas

  15DEFSergio Ramos

    5DEFCarles Puyol

    4DEFCarlos Marchena

  11DEFJoan Capdevila

  19MEDMarcos Senna

    6MEDAndrés Iniesta

    8MEDXavi Hernández

  10 MED Cesc Fàbregas 63'

  21 MED David Silva 66'

    9 DEL Fernando Torres 78'

 

Seleccionador: Luis Aragonés

 

Sustituciones

 

    2 DEF Marcell Jansen 46'

  22 DEL Kevin Kurányi 58'

    9 DEL Mario Gómez 78'

  14 MED Xabi Alonso 63'

  12 MED Santi Cazorla 66'

  17 DEL Daniel Güiza 78'

 

Goles

 

33' Fernando Torres 0–1

 

Amonestaciones

 

        43' Michael Ballack

       87' Kevin Kurányi

  43' Iker Casillas

 74'Fernando Torres

 

Árbitro (Italia): Roberto Rosetti.

 

Comentarios

volver arriba