Logo
Imprimir esta página
Opinión | Sábado, 28 Noviembre 2020 18:08

#ElTribunero|| El fútbol no es justo

#ElTribunero|| El fútbol no es justo

Por Carlos Vicent Cremades

El Atleti es un equipo superior al Valencia y hoy se ha mostrado. Fila por fila, posición por posición, los rojiblancos les sacan años luz a los ches. Aun así, lo que ambos conjuntos han propuesto en el juego ha sido diferente a lo que todos podríamos prever. La competitividad de los locales es el orgullo de la afición y, tras un partido rocambolesco en Vitoria, Mestalla ha vuelto a ver una buena versión del Valencia. Esos momentos fugaces que destacábamos en las pasadas segundas partes se ha plasmado hoy con una muy buena defensa y fantástica puesta en escena. Las constantes percusiones de Correa y Llorente por la banda, el dominio en el centro del campo de Koke o las internadas de Lemar han sido ineficaces con la gran actuación de Wass, Gabriel, Guillamón y Lato, este último encargado de suplir al capitán José Luis Gayà. A todo ello no debemos olvidar las grandes intervenciones de Jaume, hoy brillante bajo el arco.

El dominio del juego no era una superioridad autoritaria de los colchoneros, pero el fútbol nunca ha sido un deporte justo. Cuando mejor plantado estaban los locales, el baluarte de la zaga se rompía. Guillamón había secado a Correa, pero tras el cambio nada volvió a ser lo mismo. Las apariciones de Joao Félix y Carrasco podrían haber causado un estrago calamitoso en la espalda de Mangala si no fuese por la gran ayuda de Lato, incansable en el lateral izquierdo. Un Lato que sería lamentablemente el protagonista tras automarcarse el único gol del partido. Después de ello, poco pudieron hacer los refuerzos y, como en toda la segunda mitad, el Valencia no probaría ninguna vez a Oblak.

Parece que el destino es demencial con el Valencia. Después de pasar una semana caótica en Paterna sin poder entrenar con normalidad y con ciertas bajas, el Valencia pelea un partido hasta el final que se decide con un tanto en propia portería encajado por uno de los jugadores más señalados y que mejor estaba rindiendo. Si a todo ello le añades que los sustitutos para intentar revolucionar el partido son Ruben Sobrino, Kevin Gameiro y Jason Remeseiro, apaga y vámonos. Otra vez el ritmo de partido requería unos recursos diferentes, alguien que pudiera poner algo de desequilibrio a las filas atléticas. Otra vez que reacciona tarde el técnico. Otra vez que Javi Gracia inexplicablemente vuelve a dejar sin minutos a Kang In. Otra vez que no puede conseguir el Valencia plasmar el buen hacer con puntos.

Pese a no haber podido sumar, hoy no debe ser un día de condenar a los jugadores. La conducta de estos ha sido magnífica y estoy seguro de que, con este equipo, no se aspirará únicamente a luchar por la permanencia. Los líderes han tenido que sudar sangre para ganar, sacando toda la artillería pesada al césped sabiendo que la comparativa de plantillas es ridícula. Hoy se ha demostrado que este equipo, si quiere, puede llegar a pelear por algo más que la salvación. El tiempo dictará sentencia, pero el lunes próximo en Ipurúa se disputa un partido con el mismo valor que el de hoy. Tres puntos vitales para soñar con todas las aspiraciones posibles. Tres puntos para volver ilusionarnos.

Comentarios

Te puede interesar

Lo último de Carlos Vicent

Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.